5 experiencias para regalar en Navidad

¿Qué regalar en Navidad? El regalo navideño puede convertirse en un compromiso, aunque es más fácil comprar algo, es más difícil aún compartirlo de verdad.

Como mamá de dos niñas que combina casa y oficina, el tiempo es una de las cosas que más me cuesta organizar y compartir, admito que sí me gozo ir a los centros comerciales a buscar regalos -a diferencia de mi esposo-, lo que no me gusta es el tráfico y los parqueos a reventar… por eso en Navidad trato de hacer regalos que cuando los armemos, involucren la participación de mis hijas o la familia y que se puedan convertir en una experiencia más divertida que ir a vitrinear.

No todos los regalos tienen que ser costosos para que sean buenos, en la mayoría de los casos los regalos que no tienen un alto precio son los que más valor sentimental tienen. En un mundo donde todo se convierte en tendencia, moda y objetos pasajeros, un regalo bien pensado en Navidad será aquel que te enriquezca el alma, que deje algún recuerdo o que se convierta en una experiencia que deje impreso algo en tu historia personal. Por esto, te comparto aquí 5 regalos para dar más momentos que cosas en Navidad:

  1. Galletas navideñas: cocinar galletas lleva tiempo y ese aprovecho para compartirlo con mis hijas, es un proceso de varias partes o incluso. Regalar las galletas en un frasco de vidrio incluso reciclado o una jarra tipo “Mason” serán un regalo que lo disfrutará quien lo recibe.
  2. Libros de lectura: leer enriquece la imaginación y el alma, la lectura es un regalo permanente en la mente de las personas, por esto regalar un libro o una suscripción de revista será un excelente regalo para quien lo recibe y para quien lo da en el caso de que compartan juntos la lectura.
  3. Fotos: todos tenemos en el teléfono una imagen que representa un momento memorable: un cumpleaños, el viaje, una fecha importante, la “primera vez que”, la celebración… pero pocas veces enmarcamos ese momento, desde que todos usamos Instagram y Facebook, cada vez dejamos el papel por un lado… pues Navidad es la oportunidad para imprimir esa imagen y más aún para los que están lejos; escríbele al dorso la experiencia memorable y regálala, no hay mejor cosa que darle a alguien una imagen en donde se es parte de esa experiencia compartida.
  4. Visitas a lugares inesperados: los juguetes son suficientes pero los momentos no lo son a pesar que uno los lleva por siempre en la memoria y el corazón. Regala la visita a un lugar inesperado porque seguramente ese lugar te traerá un montón de recuerdos o experiencias que sólo allí se pueden vivir: un museo, el teatro, el zoológico o en algunos casos hasta el parque de diversiones. En algunos casos el lugar inesperado puede ser ese hogar que no has visitado hace tiempo… aquella tía, el orfanato, aquel enfermo… en donde tu presencia hará feliz a esa persona que no tenías presente.
  5. Instrumentos musicales: la música es un medio de expresión espiritual o de estimulación, regalar un instrumento es regalar las posibilidades de hacer música y la música es terapéutica de cualquier forma para el alma.

Navidad no tiene que ser como la de los anuncios de radio y TV, cada quien hace su Navidad según el cariño que quiera dar y compartir. Creo que el regalo más preciado en Navidad es el tiempo y lo más curioso de todo, es que cuando es sincero, no se paga por compartirlo.

Autor: Nancy Chang

SaveSave

SaveSave

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *