5 opciones para una refacción saludable

Cuando se trata de preparar las refacciones diarias, muchas veces nos rompemos la cabeza pensando qué es la mejor opción para nuestros pequeños, que sea saludable, pero que a la vez les encante. Es un verdadero reto el preparar una refacción, ya que si a una temprana edad no logramos inculcar que se consuma, en la edad adulta no será un hábito.

Y sí que es un hábito muy importante, ya que no sólo aportará la energía necesaria para rendir intelectual y físicamente, sino que ayudará a mantener una mejor salud, un mejor estado de ánimo, un peso saludable y un metabolismo activo a lo largo de la vida.

Procura que cada refacción sea calculada según las necesidades de cada niño, y que el enfoque sea el balance, no tanto la omisión o prohibición de comidas. Los niños de edad preescolar resultan a veces difíciles para aceptar nuevos alimentos, sobre todo si son desconocidos. Una manera de comenzar a introducirlos es jugar con los colores y formas de cada preparación. Para los padres de niños más grandes o que ya asisten al preescolar, una buena técnica para introducir nuevos alimentos es enviándolos en recipientes llamativos y con preparaciones fáciles de manipular.

Idealmente, cada refacción debe incluir por lo menos 2 ó 3 grupos de la pirámide alimenticia, según lo que coma el niño. Sin embargo, eventualmente, podemos salirnos de la norma y sorprenderlos con alimentos diferentes, para así enseñarles que no es que sea incorrecto consumirlos, sino que es preferible optar por alimentos saludables y de buena calidad la mayor parte del tiempo.

A continuación, te presentamos algunas opciones de cómo variar cada refacción en una semana, de manera que sean variadas, pero siempre con opciones saludables y fáciles de preparar, llevar y comer:

nutricion-5-recetas

 

Autor: María Eugenia Rivas / Nutricionista

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *