Aprendiendo un segundo idioma

¿Aprender un segundo idioma? ¿Cuándo iniciar? ¿Mi hijo está listo? Estas y otras dudas pueden surgir cuándo pensamos en que nuestros hijos aprendan un segundo idioma. La mayoría de los padres ven la necesidad de que su hijo desde pequeño, pueda desarrollar habilidades que le abran puertas en el futuro.  

Existen creencias equivocadas sobre aprender un segundo idioma, algunos creen que criar a un hijo en más de un idioma puede confundirlo, retrasar el habla o incluso retrasar el aprendizaje en general. Sin embargo, estudios realizados por Ellen Stubbe Kester, Ph.D. (Presidente de Bilinguistics, Austin, Texas) nos afirma que “El bilingüismo no causa retrasos en el desarrollo del habla ni la adquisición de lenguaje materno”.

Etapas del aprendizaje

Existen tres etapas en el crecimiento de los niños que facilitan este aprendizaje:

  • De los 0 a los 3 años la plasticidad del cerebro de los niños les permite aprender el segundo idioma de forma intuitiva y sin mucho esfuerzo.
  • De los 2 a los 7 años, debido a las conexiones neuronales su cerebro puede aprender el segundo idioma de forma paralela a la lengua materna.
  • De los 7 años hasta antes de la pubertad, en la adolescencia la asimilación del segundo idioma se lleva a cabo en una zona diferente del cerebro.

Aprender un segundo idioma desde temprana edad beneficia a tu hijo/a,  ya que desarrolla la capacidad de razonamiento y una conciencia general más amplia del lenguaje, su pensamiento se vuelve más flexible; desarrolla la función ejecutiva del cerebro, cuyo objetivo es dirigir el proceso de atención, para así poder organizarse, se incrementa la capacidad de concentración y mejora la memoria tanto a corto como a largo plazo, adquiere habilidades para ser estudiante y lector exitoso, estimula la facilidad del niño a la hora de aprender más idiomas, ayuda a vencer al timidez y además el área de creatividad del niño se va ampliando.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo en su aprendizaje?

  • Lean cuentos y que vaya identificando los objetos en las imágenes.
  • Canten canciones, aprendan rimas y trabalenguas.
  • Reconocer e identificar el vocabulario por medio de Flash Cards.
  • Habla despacio y utiliza gestos.
  • Mantén una conversación sencilla, donde le permitas contestar o explicar actividades realizadas durante el día.
  • Nombren los objetos a su alrededor, como la comida, la ropa, partes del cuerpo, materia de trabajo, las partes de la casa, con el fin de ir adquiriendo nuevo vocabulario.
  • Conforme vaya creciendo, pídele que te cuenten un cuento y comente en sus palabras lo que comprende de una historia.

Es más fácil que los niños aprendan un nuevo idioma cuanto más temprano estén expuestos al mismo, debido a que el cerebro de los niños es como una esponja que asimila la información fácilmente, sin esfuerzo y en poco tiempo. Aprender un segundo idioma debe ser divertido y natural.

Autor: Luisa Morales

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *