Cereales integrales

Desde la creación del maíz tostado en láminas crujientes y ligeras, se revolucionó el desayuno al ofrecerse una opción más rápida y saludable para empezar bien el día. Por esto, actualmente los cereales para el desayuno forman parte de la cultura tradicional, y son consumidos por personas de todas las edades.  


Básicamente, estos cereales son copos expandidos elaborados a base de granos de cereales de buena calidad. Además, durante su elaboración se puede mejorar su valor nutricional fortificándolos o enriqueciéndolos con diversas vitaminas y minerales.

La cadena de producción de los cereales para el desayuno comienza con la recolección y almacenamiento de materias primas, y continúa con los procesos de elaboración, envasado, distribución, venta y preparación en el hogar.

Las materias primas más utilizadas para elaboración de los cereales para el desayuno son el trigo, el maíz y la avena, siendo el trigo el cereal más cultivado en el mundo.

A manera de explicación, el grano del trigo está formado por tres capas: la capa externa (salvado), la capa media (endospermo) y la capa interna (germen). En el proceso de molienda tradicional, se separan las capas y se utiliza la capa media o endospermo para producir harina blanca. Este tipo de molienda hace que se pierdan algunos nutrientes, especialmente la fibra. Por otro lado, los productos hechos con cereal integral, como los Cereales para el desayuno Nestlé®, se elaboran con el grano entero, manteniéndose así su contenido natural de nutrientes como la fibra, vitaminas y minerales.

Entre los múltiples beneficios del consumo de cereales integrales, podemos mencionar:

  • Pueden brindar una protección protectora contra enfermedades cardiovasculares, ya que ayudan a disminuir los niveles de colesterol.
  • Al brindar una sensación de saciedad, ayudan a controlar la cantidad de alimentos que consumimos y, por ende, favorecen el mantenimiento de un peso saludable. 
  • Contribuyen a proteger el sistema gastrointestinal, porque agilizan el proceso de eliminación de desechos, ayudando a prevenir algunas condiciones como el estreñimiento.

Debido a sus bondades nutricionales, los cereales para el desayuno son una deliciosa opción para el desayuno y para las meriendas matutinas y vespertinas, pero prefiera siempre aquellos que están elaborados con el grano entero, pues esto los hace cereales integrales.  

Hay muchas formas de incluir cereales integrales en su alimentación. Por ejemplo, elija pan, arroz y pasta integral en lugar de su versión blanca. Incluya también Cereales para el desayuno Nestlé®, elaborados con cereal integral.

No lo dude, incluya diariamente en su alimentación cereales integrales, menestras, frutas y vegetales. ¡Una alimentación variada y equilibrada, es la clave para mantener una buena salud!

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *