Cómo reducir el consumo de azúcar de los niños

El encanto por los dulces suele ser algo común en los niños, sin embargo, puede que te preguntes ¿cuánto azúcar es suficiente? Pues bien, en aras de llevar un estilo de vida saludable, se debe moderar el consumo de azúcar durante la infancia.


En este sentido, es importante saber que existen 2 tipos de azúcares:

  • Azúcares intrínsecos (naturales):están presentes de manera natural en los alimentos. Por ejemplo, la fructosa en las frutas frescas y la lactosa en la leche y sus derivados. 
  • Azúcares extrínsecos (añadidos):son añadidos para endulzar o conservar los alimentos. Se pueden encontrar en diversas formas como en la azúcar morena, azúcar blanca, miel de abeja o de caña, jarabe de maíz, jarabe de maíz alto en fructosa, glucosa, maltosa, jarabe de malta, maltodextrina o melaza. 

El consumo excesivo de azúcares extrínsecos (añadidos),es uno de los principales factores que está dando lugar al aumento de la obesidad infantil en el mundo.

Por esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el consumo de azúcares añadidos no supere el 10% de las calorías ingeridas por día. En niños con una dieta aproximada de 1700 Calorías, esto representa 42 gramos de azúcar (8.5 cucharaditas). Para reducir el consumo de azúcar de tus niños, aquí te damos algunas estrategias sencillas pero efectivas:

  • Lee las etiquetas nutricionales cuidadosamente:en la lista de ingredientes se detallan las sustancias o productos empleados en la elaboración del alimento. Esta lista debe ir en orden, de mayor a menor contenido. Por esto, si un alimento tiene como primer ingrediente azúcar, es necesario que verifiques si éste supera la porción diaria recomendada por la OMS.
  • Limita el jugo de frutas:La Asociación Americana de Pediatríarecomienda que los niños menores de 1 año no tomen ningún tipo de jugo. Para niños entre 1-3 años, aconseja un máximo de 4 onzas de jugo diariamente, para niños entre 4-6 años un máximo de 6 onzas y para niños entre 7-14 años, un máximo de 8 onzas.
  • El agua es la mejor bebida: evita darles a los niños gaseosas, té endulzado, o cualquier tipo de bebida azucarada. El agua es la bebida por excelencia para acompañar las comidas, no contiene calorías y es esencial para la vida. Como recomendación general, los niños de 2-5 años deben tomar entre 6-8 vasos de agua al día y los niños a partir de los 6 años deben tomar entre 8-12 vasos diariamente. 
  • Utiliza las frutas enteras como postre: la mayoría de las frutas son dulces y pueden ser una buena opción como postre saludable. Además, aportan vitaminas y minerales que apoyan el crecimiento del niño y fibra dietética, que ayuda a mantener sanas las funciones digestivas.

¡Forma parte del movimiento! Recuerda que puedes hacerlo desde casa, motivando a tus niños a tener hábitos más saludables y a través de Facebook: https://www.facebook.com/UXNSCentroamerica, donde encontrarás consejos, recetas y consejos para la buena alimentación de tus niños.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *