El ingreso al kinder, ¡una linda experiencia!

El ingreso al preescolar o al kínder, es un cambio muy importante para todos los chicos, pues es pasar del entorno familiar, de un ambiente que siempre le ha proporcionado seguridad, protección, a un ambiente nuevo y desconocido para él, con otros niños, personas extrañas, nuevas reglas, etc.

Pero el cambio no solo es duro para los chicos, he tenido la oportunidad de ver a varias madres dejar a sus hijos por primera vez en el kínder, con lágrimas en los ojos; con ese miedo de si lo van a cuidar bien, de cómo se va a sentir el chico, si le van a cambiar su pañal a tiempo… En fin, nos preocupamos por todo, y es completamente normal, como madres solo queremos que nuestros hijos estén sanos y felices.

Preparándonos para la adaptación

Pero ¿qué pasa si los chicos nos miran así? Ya de por sí ellos estarán ansiosos por no saber a lo que se enfrentarán en esta nueva etapa de su vida, y ver a mami llorar, quien es que lo ha protegido siempre, los pondrá aún más ansiosos.

Por eso es recomendable preparar a los chicos con anticipación, explicarles a dónde van a ir, a qué van a ir, y mostrarles un panorama bonito sobre las nuevas personas que conocerá y las actividades bonitas que allí realizará.

Es importante recalcar que durante esta etapa el niño deberá adaptarse adecuadamente asimilando la separación con sus padres para así incrementar su autonomía y tener un mayor grado de socialización, esto es muy importante ya que ayudará a la formación de la estructura de su personalidad.

Debido a su temprana edad, los niños de edad preescolar apenas están desarrollando sus procesos de socialización. Por consiguiente, es probable que aún no hayan adquirido estas y otras destrezas relacionadas a la interacción con sus pares; es allí en donde el trabajo con los niños pequeños entorno a las habilidades pre-sociales en el ámbito escolar constituye, entonces, un gran aporte a su crecimiento personal.

Consejos

  • Es importante anticiparle al chico que empezará una nueva etapa, que ya está creciendo y que ir al kínder es una experiencia bonita.
  • Que el niño conozca el colegio con anticipación puede ayudarle a sentirse más seguro los primeros días de clases.
  • Deberá saber que conocerá nuevos amiguitos, por lo que debe conocer elementos de socialización y cortesía como por ejemplo: pedir por favor, dar las gracias, levantar la mano para hablar, etc.
  • También es importante enseñarles a ser asertivos, es decir, que el chico sea capaz de poder expresar sus sentimientos de una manera adecuada.

Autor: María Inés Elgueta / Psicóloga y Educadora Especial

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *