Estiramientos durante el embarazo

Durante el embarazo, nuestro cuerpo atraviesa por muchos cambios visibles a nivel físico, pero también a nivel hormonal y químico. Esto significa que a medida que nuestro cuerpo cambia, nuestro cerebro y glándulas también, teniendo efectos sobre nuestro estado de ánimo y humor. Los estiramientos durante el embarazo te ayudarán también a conectarte con tu bebé. 

Durante mi embarazo, me fue muy útil seguir una rutina de estiramientos que incluso continúo a un año post-parto. Tenía un mejor nivel de energía, estaba más relajada y estoy segura que me ayudó a tener un buen embarazo y recuperación después del nacimiento de mi bebé. Además, es una excelente manera de empezar a conectarnos con nuestro bebé: podemos poner música, utilizar olores (candelas, por ejemplo) y crear todo un ambiente de bienestar.

Les comparto una pequeña muestra de esta rutina; son los estiramientos básicos y se pueden efectuar varias veces durante el día. En este artículo demuestro los ejercicios con mi bebé de 3 meses, pero son aptos para realizar en el embarazo también.

Estiramiento A

Estirar una pierna y doblar la otra formando una “P”. Inclinarnos hacia el frente hasta donde nuestra pancita lo permita. Si lo logramos, podemos sostenernos de nuestro pie, o simplemente colocar nuestra mano sobre el tobillo o espinilla. Con este ejercicio buscamos estirar la parte posterior de las piernas y alargar la espalda. Relaja hombros y cuello. Cambia de pierna para hacer una serie completa.

Estiramiento B

Sentarse en posición de mariposa, tomar nuestros pies con las manos y abrir suavemente nuestra pelvis.  Sentir como las rodillas se acercan lentamente al suelo, mientras nuestro cuello se relaja y se acerca a nuestros pies. Podemos balancearnos suavemente de lado a lado, o mover lentamente las piernas como una mariposa.

Durante este ejercicio, podemos aprovechar a hacer círculos lentos con nuestra cabeza, subir y bajar nuestros hombros o sacar y meter nuestro pecho.

Estiramiento C

Hincarnos y alargar nuestra espalda, tratando de sentir una línea de estiramiento desde atrás de nuestra cabeza hasta el coxis. Mientras estiramos podemos mover nuestra cabeza de lado a lado. Relajar hombros y alargar los brazos lo más lejos que podamos. Dependiendo de nuestra pancita, podemos separar las rodillas para hacerle lugar y que no tope con nuestras piernas.

 

Recomiendo seguir esta rutina tomando en cuenta los siguientes puntos:

  • Sostener cada posición de 5 a 30 segundos, dependiendo del nivel de comodidad.
  • Inhalar y exhalar (no retener la respiración).
  • Cambiar lentamente de una posición a otra.
  • Cada persona y embarazo es diferente, por lo que si se percibe malestar y/o incomodidad, se debe detener el estiramiento.

¡Feliz estiramiento!

Andrea de Lara

www.sinmanualdeinstrucciones.com

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *