Habitaciones Montessori

Actualmente podemos encontrar en diversidad de sitios web o anuncios ideas para decorar el cuarto del bebé o de los niños tipo Montessori. Estéticamente estos espacios se ven lindos, pero más allá de esto, este tipo de decoración ayudan a desarrollar el orden, la concentración, la autonomía, independencia, iniciativa, capacidad de elegir, el desarrollo de la voluntad y la libertad.

Filosofía Montessori

María Montessori, en su filosofía planteaba varios principios, que buscaban por sobre todas las cosas respetar al niño y su capacidad de aprendizaje, siendo el ambiente físico uno de los elementos que contribuirían al desarrollo de su potencial, cultivando el deseo natural por aprender.

Para Montessori, los niños absorben toda la información que hay a su alrededor, de tal manera que los estímulos (juguetes y mobiliario) deben de estar al alcance del niño, para que éste pueda interesarse e interactuar con el mismo. Esta sensibilidad del niño de absorber todo lo de su ambiente inmediato, le permite irse adaptando a él e ir ganando independencia.

Características de un cuarto Montessori

  • Una cama a la altura del piso (colchón) le permite al bebé gateador subir y bajar de él en el momento que él lo desee e ir a explorar alguno de los juguetes que se encuentran a su alrededor. Lo cual a su vez está motivando a la actividad o iniciativa, así como elección de lo que llama su atención.
  • Además del tamaño del mobiliario, la distribución y organización de lo que se decida colocar es importante. Todo lo que se coloque debe facilitar el orden. Montessori plantea que un ambiente ordenado y organizado cuidadosamente le ayudará al niño a crecer y aprender.
  • Pocos muebles o estanterías pequeñas para organizar los juguetes e incluso su ropa. Se busca no solo que el niño pueda utilizar el material, sino que aprenda también a colocarlo en su lugar. Los muebles deben tener unas dimensiones adecuadas al tamaño y fuerza del niño, es por esto que muchas veces se sustituyen las cajas plásticas con tapadera por canastas pequeñas de mimbre, ratán u otro material liviano que son más fácil de transportar y usar, pues las cajas plásticas a veces requieren de ayuda para abrirlas y moverlas.
  • Tanto el mobiliario como los juguetes deben ser limitados, esto le ayuda al niño a dirigir su atención, descubrir detalles y ordenar sus ideas.
  • Sencillez. Por lo general los muebles son de un color neutro y los juguetes tienden a ser muy básicos, por ejemplo una torre para apilar, es de aros de madera o esponja de colores, pero sencilla sin estar llena de sonidos, luces u otros estímulos que distraen al niño del verdadero objetivo del juguete. En la medida que los juguetes cumplen con esta característica, son más fácilmente manipulables por los niños y ellos pueden ir descubriendo su uso o inventando otras posibilidades.

Autor: Evelyn Lechuga /  Psicopedagoga, Especialista en Neurodesarrollo

Autor entrada: admin

1 thought on “Habitaciones Montessori

    Maria

    (30 mayo, 2018 -3:47)

    Gracias por el post. Me viene muy bien, ya que estamos pensando en sacar al bebé (bueno, ya está dejando de serlo) de la cama y lo e las camitas Montessori nos llama mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *