Cómo funciona el homeschooling

El homeschooling o educación en casa puede ser un método que para muchos puede ser nuevo, distinto, e incluso controversial. Hay quienes pueden estar de acuerdo a ello y otros que no. Por lo que es importante informarnos y conocer las ventajas y opciones que esta metodología nos ofrece, para ver si se ajusta a nuestras necesidades.

Hoy en día muchos padres pueden considerar que la escuela tradicional no se ajusta a las necesidades de sus hijos, o buscan alternativas en las que puedan brindarle una educación personalizada. Existen muchas razones por las cuales podrían considerar el homeschool, ya sea porque busquen un proceso de educación personalizado de acuerdo a las necesidades de aprendizaje de sus hijos, o son niños deportistas que viajan frecuentemente, por religión o ideología, por tiempo o distancia, o porque es un método distinto, que funciona para la familia y el niño, y que puede adaptarse a su estilo de vida.

Pueden ser muchos los motivos que tengas para elegir el homeschooling, o buscar una educación fuera de los métodos tradicionales, pero lo importante es que estés convencido y que elijas la opción que más se adapte a las necesidades de tus hijos.

Maneras en las que puede trabajarse esta metodología:

  • Educación en casa: En la que los padres eligen ser los tutores principales, ellos se encargan de la educación de sus hijos, apoyados de plataformas que guían el programa de estudios, las cuales pueden ser nacionales o internacionales. Los niños reciben la educación en casa, cuentan con un horario específico para recibir sus clases, y trabajan a distancia, enviando tareas y evaluaciones a la academia en la que estén inscritos.
  • En casa acompañada de un tutor: Los padres pueden elegir contratar un tutor que llegue a su casa y sea su guía y acompañante en el aprendizaje.
  • Presencial: En Guatemala existen distintos centros que trabajan la modalidad de Homeschool en la que los niños asisten al centro, pueden interactuar con otros niños, pero cada quien trabaja en su propia plataforma y a su propio ritmo. En estos centros los niños son guiados por un tutor, y los horarios pueden ser flexibles o distintos a la escuela tradicional.
  • Semipresencial: Los niños pueden educarse en casa guiados por sus plataformas, y asistir ciertos días a los centros para ser evaluados o guiados.

Algunas ventajas del homeschooling:

  • El niño trabaja a su propio ritmo. Se respeta su ritmo de aprendizaje y se adapta a sus necesidades.
  • El niño se hace más responsable de su aprendizaje. Toman un papel más activo, pueden decidir qué materias les interesa trabajar primero y cuales luego, a cuáles les dedicarán más tiempo, etc.
  • Atiende las necesidades específicas de cada niño. Es una ventaja para niños con dificultades, ya que elimina la presión de un tiempo determinado, además permite hacer adecuaciones curriculares si existen necesidades de aprendizaje especiales.
  • Construcción de aprendizaje. Permite una mayor variabilidad de métodos y materiales.
  • Horario. Hay más libertad en el tiempo, se puede avanzar más o dedicar más tiempo en áreas que se necesita reforzar. Es importante contar con un horario específico para estudiar.

Autor: Regina Porres / Psicóloga Clínica

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *