Lacteos en el embarazo

Ese momento en el que recibimos la noticia que vamos a ser mamás la vida y nuestras prioridades cambian por completo. Una vez recibimos esta maravillosa noticia más allá de la ropa, la cuna o los pañales, comenzamos a pensar en cuidar nuestra alimentación para favorecer el sano desarrollo de nuestro bebé.

Uno de los alimentos aliados en este proceso de alimentación es la leche. La leche brinda el calcio, la vitamina D, el hierro, el ácido fólico y la proteína que las mujeres en periodo de gestación tanto requieren. Según la doctora en nutrición, Milagro Mora de Dos Pinos, en el tercer trimestre de embarazo, el bebé recibe de ellas cerca de 200 mg de calcio a diario. Si la dieta que ingieren no suple la necesidad del bebé, él la absorberá de las reservas óseas de la mujer, lo cual podría afectar a su salud en mediano plazo.

Existen productos de la marca Dos Pinos, que contienen extra calcio, siendo esta una mejor opción con respecto a la leche regular, pues aumenta la ingesta de los nutrientes. En el caso de las mujeres intolerantes a la lactosa, podría valorarse el uso de las leches deslactosadas, como la Delactomy de Dos Pinos.

Las mujeres embarazadas pueden consumir leche al igual que cualquier otra persona: fría o caliente, sola o acompañada, en batidos y a cualquier hora del día. Incluso, en el tercer trimestre de embarazo, cuando se recomienda un sexto tiempo de comida, la leche es una excelente opción para suplir esta merienda.

Un menú diario para mujeres en periodo de maternidad debe incluir de 3 a 4 frutas, 3 a 4 porciones de vegetales, 3 porciones de lácteos de moderado contenido de grasa, fuentes de proteína con bajos aportes de grasa, harinas preferiblemente ricas en fibra y fuentes de grasas saludables como el aguacate, semillas o aceites vegetales.

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *