Ahora que soy mamá

La maternidad es un viaje y cada quien toma un camino distinto con equipaje distinto. No podemos comparar nuestra historia a la de otras. Cada mamá que nace junto a su hijo, empieza una aventura única que ya viene matizada por sus propias experiencias, personalidad, contexto y constructos mentales.

Desde que nació mi hijo, estas son algunas de las cosas que han cambiado en mi vida. Seguramente alguien se identificará con algo distinto, y probablemente algunas cosas que han cambiado para ustedes no se encuentran aquí.

  • La relación de pareja hace metamorfosis: Las relaciones en general no son fáciles: hay que trabajarlas, moldearlas, perdonarse, ajustarse, hacer y deshacer. Las relaciones de pareja pueden complicarse un poco más, ya que además de todos los cambios que conlleva tener un hijo, está involucrado el intenso sentimiento del amor y la convivencia diaria. Cuando llegan los hijos, la pareja hace un salto enorme: una nueva persona (con muchas necesidades) se une a la dinámica familiar y todos los procesos cambian. Obviamente, no solamente el tiempo que le dedicamos a la pareja disminuye, sino que además tener niños pequeños en casa intensifica las emociones. Ahora, debemos organizarnos y comprometernos a buscar espacios para dedicarnos únicamente a nosotros, ya que es muy fácil perdernos en la rutina, y cuidados que implican los hijos pequeños.
  • Ver a mi mamá con un ojo distinto: Mi mamá siempre ha sido mi heroína. Desde pequeña he admirado su fortaleza, dedicación y capacidad para salir adelante en la vida. Sin embargo desde que soy mamá entiendo lo que es vivir todo esto, sintiendo además que tu corazón late dentro del cuerpo de alguien más. A todo lo que podamos estar pasando durante nuestra vida, se le agrega este sentimiento inmenso de amor infinito por alguien más. Un amor que nos engrandece el corazón, pero que al mismo tiempo nos vuelve más sensibles a todo. La maternidad es vulnerabilizarse al máximo, y ahora entiendo mejor muchas actitudes, decisiones y pensamientos de mi mamá. Hay mucho de cierto en la frase “uno es mejor hijo cuando se es padre”.
  • La planificación en general: A pesar de tener bastante facilidad para organizarme, el convertirme en mamá ha añadido nuevos y más grandes retos a esta tarea. Ya no se trata solamente de salir por la puerta únicamente con mi bolsa, sino de preparar todo lo que mi hijo y yo necesitaremos al momento de estar fuera de casa. Y ni hablar de la logística que requiere coordinar quien lo cuidará.

Me di cuenta que muchas veces no aprovechaba lo suficiente TODO lo que podía hacer en una hora (o menos). Definitivamente ahora mi percepción del tiempo es completamente distinta: 30 minutos son más que suficientes para hacer muchas de las tareas del día a día. ¡Cualquier minuto cuenta!

  • El tiempo para mi: Definitivamente ser mamá me ha hecho optimizar mi tiempo, y priorizar mejor las cosas que tengo que hacer para mi: desde dedicarme un tiempo para mi cuidado personal y pasar tiempo con mis amigas, hasta “agendar” momentos en mi día para leer un libro, o escribir en el blog. Esto significa que muchas veces debo trabajar mientras mi hijo duerme o incluso aprovechar para adelantar cosas desde el celular, pero definitivamente he aprendido a cuidar mejor el tiempo. Cada minuto cuenta, y cada segundo puede hacerse útil y/o productivo.
  • Las amistades y la gente que me rodea: La vida son ciclos, y así como cambiamos de etapas, cambiamos de círculos en donde nos relacionamos. Los cambios no son malos, pero naturalmente nos sentimos más cómodos compartiendo con personas con nuestros mismos intereses, y en la misma etapa que nosotros.

Al principio me costó mucho aceptar esto: entender que me costaría más compartir con mis amigos sin hijos por ejemplo, o que personas se alejarían de mi por ya no poder compartir con ellos como antes. Pero he aprendido a soltarlo, y a entender que todo son ciclos…incluso las amistades. Y eso está bien.

Autor: Andrea Cabrera de Lara / Psicóloga Clínica, Danzaterapeuta / www.sinmanualdeinstrucciones.com

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *