Mi hijo no quiere probar nuevos alimentos, ¿qué hago?

A medida que los niños crecen, su alimentación debe ser variada, incluyendo alimentos de todos los grupos. No obstante, veces los pequeños se acostumbran tanto a un mismo menú, que ponen resistencia al momento de incluir nuevos sabores y texturas. 


Una alimentación variada garantiza el aporte de nutrientes necesarios para el desarrollo integral de las capacidades físicas e intelectuales de tus niños. Además, ayudará a desarrollar sus gustos y preferencias. Por esto, si tu hijo/a no acepta nuevos alimentos, toma en cuenta estos consejos:

  • Evita forzar al niño/a:después de muchos intentos, puede que la frustración te lleve a querer obligar a tu hijo/a a comer el nuevo alimento. Sin embargo, muchas veces los niños temen comer algo que nunca han visto. Por esto, es buena idea servirles una porción pequeña y así empezará a familiarizarse con él. 
  • Se constante y ten paciencia:puede que los primeros intentos sean fallidos, por lo que es importante ser persistente y tener una actitud positiva. Ofrécele el alimento nuevo al menos 8 veces en diferentes formas, hasta que lo acepte. Por ejemplo, si quieres incluir la zanahoria, puedes darle arroz con zanahoria, pasta con zanahoria rallada, crema de zanahoria, ensalada con zanahoria con pasas o una sopa de pollo con trozos de zanahoria. 
  • Acompáñalos con otros alimentos que les gusten:algunos niños son más exigentes. Por ejemplo, si a tu niño/a le gusta la pasta, puedes agregarle tomates cortados en cubos pequeños. Si le gusta el queso, puedes agregarlo al brócoli. 
  • Ofrece los alimentos nuevos por separado:evita servir un plato lleno de comida que tu hijo/a no conoce. Por el contrario, deja que pruebe un alimento nuevo a la vez. 

Ahora bien, puede que tu niño/a no coma algunos alimentos, sin importar cómo se los presentes.En estas ocasiones, es bueno respetar sus gustos, pero asegurándose que coma otros alimentos del mismo grupo. 

Por ejemplo, si no come pimientos, pero come los demás vegetales con normalidad, no debes preocuparse. Si no le gustan los frijoles negros, pero come lentejas o arvejas sin problema, tampoco debes preocuparte. 

Finalmente, si tu hijo/a no acepta ningún alimento, es recomendable que consultes a al Pedíatra o Nutricionista para que te oriente sobre su alimentación. 

Forma parte del movimiento, ¡Nestlé por Niños Saludables! Puedes hacerlo desde casa, motivando a tus niños a llevar hábitos más saludables, o a través de Facebook: https://goo.gl/c7rVG4; donde encontrarás consejos, recetas e información importante para alimentarlos sanamente. 

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *