Cocinar sano dentro del presupuesto

La economía afecta todos los aspectos de la vida, incluyendo la alimentación. Sin embargo, es posible comer sano y rico, manteniéndote dentro de tu presupuesto familiar. Estos consejos te ayudarán a gastar lo necesario al momento de comprar y cocinar alimentos para tu familia:

  • Planifica el menú: decidir qué comer cada día puede ser una labor poco motivadora. Sin embargo, es necesario para evitar gastar de más y dar largos paseos en el supermercado. Durante los fines de semana, intenta hacer un bosquejo del menú semanal y haz la lista de supermercado basada en éste. 
  • Compra alimentos en los mercados locales: para conseguir productos más frescos y accesibles, visita el mercado de los agricultores locales. Además de encontrar productos más frescos, estarás apoyando la economía de los pequeños negocios emergentes. 
  • Elige frutas y vegetales de temporada: las frutas y los vegetales de temporada se consiguen con mayor facilidad y son más económicos. Además, al ser cultivados en su época, tienen un color más vistoso y mejor sabor. 
  • Escoge las carnes más económicas:todos los tipos de carnes (res, puerco, pollo, pavo y pescado) tienen un valor nutritivo similar, por lo que puedes seleccionar los cortes más económicos. También puedes incluir huevos en tus comidas, pues aporta las mismas proteínas que la carne, es versátil en la cocina y se ajusta a la economía.
  • Combina los alimentos: hay combinaciones de alimentos de origen vegetal, que aportan proteínas semejantes a las de la carne. Por ejemplo: el maíz con frijoles o arroz con frijoles. Para que estos alimentos se complementen, deben consumirse en el mismo tiempo de comida. De esta manera tus niños se sentirán más satisfechos y tendrán más nutrientes en un solo plato.
  • Usa hortalizas para condimentar:utiliza cebollas, tomates, ajo, cilantro o pimientos condimentar. Así tendrás comidas con buen gusto, de un costo más bajo y nutritivas. Además, si tienes la posibilidad, siembra algunas hortalizas en casa.
  • Almacena las comidas adecuadamente: guarda los alimentos en recipientes y bolsas aptas para refrigerar o congelar pues esto te ayudará a conservarlos en mejor estado durante más tiempo.
  • Utiliza los restos de alimentos:para aprovechar al máximo tus recursos, utiliza los alimentos que quedaron del día o de la comida anterior. Por ejemplo, puedes preparar un estofado de verduras utilizando las del día anterior, o bien, elaborar tortitas con el arroz de alguna comida previa.  

Forma parte del movimiento, ¡Nestlé Por Niños Saludables! Puede hacerlo en casa, motivando a tus niños a llevar hábitos más saludables, o a través de Facebook: https://goo.gl/c7rVG4; donde encontrarás consejos, recetas e información para alimentar sanamente a tus hijos.

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *