Nutrientes para que los niños tengan huesos fuertes

Durante la infancia, los huesos absorben más calcio que en cualquier otra etapa de la vida. La mayor parte de la masa ósea (los huesos) se forma durante la niñez, y el proceso continúa hasta alrededor de los 20 años. Si no se cubren las necesidades diarias de este mineral, podrían afectarse muchos procesos en el crecimiento y desarrollo. 


Además de ser parte integral del esqueleto, el calcio participa en la coagulación de la sangre, en la transmisión de los impulsos nerviosos y en la contracción muscular.

Para ayudar a que tu hijo desarrolle huesos fuertes, ofrécele diariamente alimentos fuente de calcio como leche, yogur o quesos frescos. Otras fuentes de calcio son los pescados en enlatados con huesos blandos, como las sardinas y las anchoas. También está presente, aunque en menor cantidad, en los vegetales de color verde oscuro como el brócoli y la espinaca. 

Ahora bien, el calcio con la mejor biodisponibilidad (asimilación) está en la leche y los lácteos. Pero si a tu niño le cuesta tomar leche, sorpréndelo con un delicioso batido con frutas, añade queso a sus vegetales, elabora cremas o atoles con leche, agrégales leche a sus salsas favoritas y ofrécele su cereal favorito con yogur.

La leche y sus derivados son importantes no sólo para niños en crecimiento sino también para toda la familia: adultos, jóvenes, embarazadas, madres y adultos mayores, pues los nutrientes que contienen contribuyen de manera positiva a un buen estado de salud.

Para la buena formación de los huesos, también son necesarios otros nutrientes. Este es el caso del fósforo,que,junto con el calcio, forman parte de la estructura de los huesos. Por esto, ofréceles a tus niños alimentos que contengan este mineral, como la carne de res, los pescados y el huevo. 

Por otro lado, la vitamina D favorece la absorción del calcio, permitiendo así una buena formación ósea. Esta vitamina está presente en pescados, sardina, atún, en la mantequilla y en la yema de huevo, entre otros. 

La vitamina D también se forma en la piel por exposición directa a los rayos solares. Sin embargo, se recomienda evitar exposiciones prolongadas al sol y obtenerla de los alimentos.

Ahora que conoces tantos beneficios de la leche y el calcio, procura darle a tu niño al menos un vaso de leche diariamente. Finalmente, recuerda que puedes encontrar más información en la página de Facebook de Nestlé por Niños Saludables:https://goo.gl/c7rVG4

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *