Ordenar con niños: 4 consejos de Marie Kondo

Aceptémoslo. Mantener nuestra casa ordenada y organizada cuando hay niños no es nada sencillo. Por eso te queremos compartir algunos consejos para organizar tu hogar junto a tus hijos gracias al método de Marie Kondo.


¿Has oído hablar de Marie Kondo y de su fabuloso método para organizar la casa? Esta famosa escritora japonesa pasó a ser una de las 100 personas más influyentes del mundo hace unos años ayudando a muchos hogares a organizarse mejor.

Según cuenta Marie, cuando se convirtió en mamá sintió una gran frustración al no poder mantener su casa en orden tal cual ella deseaba. Incluso más, a partir del nacimiento de su segundo hijo. En sus propias palabras: «¡Ni siquiera tenía la energía para considerar algunas de mis prácticas anteriores en la casa!«

A Kondo, como a la gran mayoría de las personas ordenadas, la maternidad le enseñó a ser más indulgente consigo misma. Tener una familia con niños definitivamente reporta una satisfacción que excede a la que sientes al tener tu casa impecablemente ordenada.

Con los niños en mente, Marie compartió los siguientes 4 consejos para ordenar con niños.

1. Narrar un cuento mientras ordenas

Mientras ordenas, explícale a tus hijos lo que estás haciendo para que puedan aprender de ti. Trata de transmitir que ordenar es parte del mantenimiento de un hogar confortable. Si los niños ven a sus padres ordenar regularmente y con una sonrisa, los niños pensarán en ordenar como una actividad diaria positiva.

“Primero, debes perdonarte a ti mismo. Las alegrías de la paternidad trascienden un hogar perfectamente ordenado. Entonces prueba estas cuatro tácticas … «

Marie Kondo

2. Haz que ordenar sea un juego

Muéstrale a tus hijos que ordenar y jugar van de la mano. Cuando los niños tengan alrededor de un año y puedan comenzar a caminar, anímalos a guardar sus pertenencias después de jugar.

3. Asígnale a cada cosa un hogar

Los juguetes de los niños parecen multiplicarse y rápidamente se dispersan por toda la casa. Designa una ubicación específica en donde se guardará cada uno de ellos y asegúrate de que tus hijos sepan a dónde pertenecen sus juguetes. Luego pueden ayudarte a guardarlos.

4. Respetar las limitaciones de espacio

Una vez que establezcas un lugar para las pertenencias de tus hijos, puedes ver el espacio limitado que tienes para acomodar juguetes nuevos, o cosas prácticas como toallitas y pañales. Reconocer que este espacio es limitado evitará que tu hogar sea superado por las pertenencias de tus hijos.

Ahora te compartimos algunos trucos para saber cómo organizar tanto sus juguetes como su ropa:

  • Elimina lo innecesario: Sentarnos un día con nuestros hijos y decidir qué hemos dejado de utilizar. Si llevan un año sin usarlo… ¡no lo necesitan!
  • Contesta estas dos sencillas preguntas: ¿Te hace sentir feliz?: consérvalo; ¿No es útil ni te transmite emociones? ¡Fuera! Conserva todo lo funcional y aquello que te haga sentir bien.
  • Cuando necesitamos y queremos algo de verdad, no dudamos. ¿Tardas más de 5 segundos en decidir si quedarte o no el objeto? ¡No lo necesitas!

Ordenar no es cambiar de sitio. Ordenar es deshacerse de lo que ya no necesitamos.

Autor entrada: admin