¿Sabes qué es la enuresis infantil?

Según estudios, un promedio de 1 de cada 10 niños entre 5 y 15 años siguen mojando la cama por la noche. Mojar la cama afecta la autoestima, estado emocional y comportamiento social del niño o niña. Es importante acudir al pediatra para tratar en exclusiva este tema. La enuresis es un transtorno multifactorial y el especialista podrá evaluar los distintos factores y elaborar un diagnóstico que en cada caso resulte procedente.

La enuresis infantil es la emisión repetida de orina en la cama o en la ropa, de forma involuntaria o intencionada. La conducta se convierte en clínicamente significativa si se manifiesta con una frecuencia de dos veces por semana durante un tiempo de tres meses consecutivos. La edad cronológica a partir de la cual se considera un problema es de cinco años, en el caso de las niñas y de seis años en los niños, o un nivel de desarrollo equivalente. Son edades aproximadas ya que se considera que la madurez orgánica para el control de esfínteres está en torno a los tres años.

P. ¿Cuáles son los tipos de enuresis? 

Existen diferentes tipos de enuresis, la cual deberá ser detectada por el pediatra de tu hijo:

  • Enuresis Mono Sintomática: se presenta una patología neurológica o urológica de base que altere la micción o continencia.
  • Enuresis Primaria: se considera cuando el niño o niña nunca se ha mantenido seco durante un período mayor o igual a 6 meses (recurrente).
  • Enuresis Secundaria: si aparece después de un período seco de al menos 6 meses.
  • Enuresis Psicológica: se presenta cuando el niño o niña no presentaba el problema e inicia por motivos emocionales y psicológicos.

P. ¿Cuáles son los factores que provocan la enuresis infantil? 

  • Factores genéticos (tiende a heredarse en las familias).
  • Dificultad para despertarse del sueño.
  • Un desarrollo del sistema nervioso central más lento que lo normal; esto disminuye la capacidad del niño para impedir que la vejiga se vacíe durante la noche.
  • Factores hormonales (no tener suficiente hormona anti diurética que es la hormona que disminuye la cantidad de orina que los riñones producen).  También problemas con la tiroides.
  • Medicamentos prescritos para la hiperactividad.
  • Alguna situación traumática en el entorno familiar.
  • Nacimiento de un hermanito.
  • Bullying en el colegio o en su entorno familiar.

P. ¿Cómo podemos ayudar a nuestro hijo/a? 

  • Conoce si otros miembros de la familia, tanto padres como hermanos, han tenido el mismo problema. Esto permitirá saber actitudes y expectativas de la posible solución, además de prevenir posibles abandonos durante la fase del tratamiento.
  • Conversa con tu familia sobre qué es la enuresis, esto permitirá que exista más apoyo hacia el niño o niña, evitando la burla e humillaciones.
  • Conoce si existen otros problemas psicológicos, como el miedo a la oscuridad o los ruidos nocturnos. Si los escapes se vienen produciendo durante años, es posible que en muchos casos las relaciones sociales sean deficitarias.
  • Trata de ser sensitivo y cuidadoso ante los sentimientos que tu hijo o hija tienen al respecto. Los niños o niñas que mojan la cama pueden sentirse tristes, ansiosos y fuera de control, por lo que conversar les hará un bien.
  • Dile que van a trabajar juntos para sobrellevar este padecimiento hasta que lo supere.
  • Evalúa el entorno familiar: ¿qué relación existe entre los miembros de la familia?; ¿cuánto tiempo pasan con sus hijos?, ¿qué grado de concordancia hay entre unos y otros?…
  • Analiza las condiciones de la vivienda: el niño duerme solo o no;  si puede acceder desde su cama al interruptor de la luz; el baño está cerca del dormitorio. En función de la situación, convendrá hacer las modificaciones oportunas.
  • Motivación: es muy importante saber la motivación de los padres y del niño; sobre todo su actitud ante la enuresis, si se siente triste o avergonzado y si desea dejar de mojar la cama. Felicítalo cuando NO moje la cama.
  • Evita el exceso de líquidos durante las dos horas antes de acostarse y vaciar la vejiga antes de acostarse aún cuando el niño no sienta la necesidad de ir al baño.

En casos de enuresis mono sintomática o primaria, colócale al niño o niña pañal Goodnites antes de acostarse; esto evitará que moje la cama, el cambio de sabanas, mal olor, daño al colchón, entre otros. Tú y tu hijo, pueden aprender más ingresando a www.goodnites.com.mx en donde puedes encontrar más consejos, compartir tus dudas y descargar un calendario de progreso donde puedes marcar las noches durante las cuales tu hijo NO moja la cama.

Autor: Dr. René Tarot / Clínica Médica Kimberly-Clark

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *