Tiempo en familia

Muchos colegios han terminado, las vacaciones han comenzado, y la rutina de muchas familias ha cambiado, por lo que las vacaciones de fin de año pueden ser una gran oportunidad para compartir en familia y pasar más tiempo de calidad juntos…

Ya sea dentro del ciclo escolar o en las vacaciones, pasar tiempo de calidad en familia es muy importante, esto ayuda a nuestros hijos a sentirse más seguros, confiados, a construir lazos familiares fuertes, y también es bueno para nuestra salud emocional.

El tiempo de calidad implica alejarnos por unos momentos de nuestro teléfono, de la presión del trabajo, de las distracciones exteriores, y poder pasar tiempo juntos, con nuestra familia o pareja, haciendo algo que nos haga sentir bien.

Este tiempo y momentos de calidad pueden ser distintos para cada familia, para algunos puede ser el jugar algún juego de mesa, conversar en la mesa durante el almuerzo o la cena, o disfrutar de algún deporte o paseo juntos. Sin importar la actividad que realice cada quién, lo esencial es hacerlo una prioridad para fortalecer la relación en familia.

¿Cómo fortalecer los lazos familiares?

  • Encontrar actividades que todos disfrutemos – Es más fácil pasar tiempo juntos haciendo algo que a todos les agrade, ya sea hacer un deporte, jugar juntos, cocinar algo, compartir una comida al día o leer un libro antes de irse a dormir, aunque sea unos minutos al día pueden ser muy importantes para todos.
  • Tener conversaciones de calidad – Poder compartir sus experiencias del día, sus pensamientos, emociones y deseos, en un espacio en el que todos se sientan cómodos y no sean interrumpidos. Al hablar es importante que puedan verse a los ojos, hablar poniendo su atención completa y no haciendo algo más.
  • Apartar tiempo para la familia – Apartar un momento al día o a la semana para poder pasar tiempo juntos. Ya sea el compartir la cena todos en la mesa, no frente a la tele, o planear una actividad el fin de semana, ¡Será un tiempo especial para la familia que todos esperarán!
  • Pasar momentos uno a uno – Es importante compartir con toda la familia, pero también es bueno encontrar tiempo para compartir individualmente, incluso con la pareja. Pueden tomar turnos para jugar individualmente con cada hijo, mientras el otro hace algo con el otro. O pueden planificar una cita especial con cada uno, para hacer algo que al otro le agrade.
  • Seamos el ejemplo – Si el tiempo en familia es importante para nosotros, nuestros hijos se sentirán motivados de querer compartir en familia también, por lo que cuando compartamos con ellos, es importante que nos alejemos de cualquier distracción, así podemos dedicar nuestra atención al cien por ciento, y ellos querrán hacerlo también.
  • Nuestra familia es un regalo, por lo que aprovechemos cada momento que compartamos juntos, disfrutemos, cuidémonos, respetémonos, y amémonos ¡Cada momento juntos es un tesoro que debemos valorar!

Autor: Regina Porres

Autor entrada: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *